Hernia Umbilical

hernia umbilical

La hernia umbilical es la hernia de pared abdominal más frecuente.  

Una hernia es la salida de un órgano o parte de este através de un orificio, el cual puede ser anatómico (es decir formado por las estructuras de un cuerpo normal) o ser un orificio patológico (que no forma parte de la anatomía normal de un cuerpo y cuyas causas son muy variadas).

La hernia umbilical pertenece a un grupo de hernias denominadas ventrales, que aparecen como defectos en la pared abdominal anterior y que excluyen a las hernias inguinales.

El mecanismo de formación de este tipo de hernias es muy similar a las otras hernias de la pared abdominal, principalmente pueden ser explicadas por tres fenómenos que interactúan entre sí.

Trastornos o enfermedades del tejido conectivo

Se refieren a aquellas anormalidades que afectan al colágeno y la elastina de los tejidos conectivos como lo son ligamentos, tendones y las membranas que recubren a los músculos llamadas fascias, como consecuencia hay una perdida de la capacidad de soporte que estas estructuras aportan a la pared abdominal.

·      Aumento de la presión intraabdominal

A consecuencia de trabajos donde se levantan pesos o en deportistas que practican halterofilia. Otras consecuencias no relacionadas con la actividad física son el estreñimiento crónico, la obesidad, embarazos y tos crónica.

Defectos e interrupciones de la continuidad de la pared abdominal.

Estos pueden ser secundarias a un traumatismo o lesión por algún accidente o cirugías previas como una cesárea.

Las hernias umbilicales puede existir protrusión de una o varias asas de intestino acompañadas de grasa preperitoneal o del omento abdominal formando el saco herniario a través de la cicatriz umbilical.

Este tipo de hernias aparecen con más frecuencia en las mujeres en una relación 3:1 en comparación con los hombres, pero es más común que en ellos la presentación de estas hernias sea de una hernia umbilical incarcerada o atrapada.

¿Cuáles son los síntomas de una hernia umbilical?

Generalmente puede existir incomodad o dolor abdominal acompañado de un abultamiento de la cicatriz umbilical o encima de ella incluso a un lado de la misma, en ocasiones la palpación de esta masa puede producir dolor o ser completamente asintomática.

Otros síntomas que pueden estar presenten son aquellos que nos hablan de complicaciones, como cambios en la coloración de la piel alrededor de la cicatriz umbilical, estreñimiento e incapacidad para canalizar gases, náusea, vómito y distensión abdominal.

¿Cómo se hace el diagnóstico de hernia umbilical?

Por medio de la entrevista con tu médico, quien buscará factores de riesgo y aquellos síntomas relacionados con las hernias umbilicales y sus posibles complicaciones. La exploración física practicada por un cirujano identifica entre el 23% y 50% de los caos de este tipo de hernias, porcentaje similar a las encontradas por ultrasonido.

Tu doctor también podrá pedirte estudios complementarios entre los que se encuentran estudios de laboratorio como una biometría hemática, química sanguínea y electrolitos séricos. Mientras que los estudios de imagen incluyen al ultrasonido abdominal y la tomografía computarizada.

¿Qué debo hacer si me diagnosticaron una hernia umbilical?

Recibir el tratamiento más adecuado es prioritario para evitar posibles complicaciones, la cirugía de pared abdominal busca regresar el contenido de la hernia a la cavidad abdominal y retirar el saco herniario para evitar espacios potenciales que permitan una hernia recidivante.

El cirujano reparara el espacio o defectos existentes del anillo umbilical y entre los recubrimientos de los músculos abdominales, en ocasiones cuando este espacio es muy grande y existe mucha tensión entre los bordes, el doctor puede poner una “malla protésica ” que actúa como un soporte que evita la tensión excesiva y la formación de una nueva hernia.

La reparación de estas hernias puede realizarse por la vía “clásica” o abierta con excelentes resultados funcionales y anatómicos.

La cirugía laparoscópica es una técnica de mínima invasión que utiliza un laparoscopio el cual es un aparato que permite tomar video en tiempo real, de esta manera se hacen tres incisiones pequeñas de aproximadamente 1 cm de longitud en el abdomen que funcionaran como puertos de trabajo, por donde el cirujano insertara el laparoscopio y otras herramientas. Este tipo de procedimiento ofrece tiempos de recuperación más cortos y grandes resultados estéticos.

Recuerda el cuidado de tu salud no es un juego, acude con un experto para asesoramiento y manejo de tu problema.

WhatsApp